Decoloracion

DECOLORACION:

Mordentado:

Se emplea para “morder” los cabellos gruesos, duros o poco porosos. Por ejemplo, en cabellos con canas cristalinas. Este tipo de cabellos puede rechazar una tintura a los pocos días de haber realizado con supuesto éxito la operación.

Después del mordiente las escamas de la cutícula quedan más abiertas, con lo que la tintura podrá penetrar hacia la corteza con menor dificultad.

Para conseguirlo se emplea agua oxigenada a la que se le agrega amoníaco para favorecer su descomposición. La fórmula empleada tra dicionalmente es la que sigue:

50 cm3 de agua oxigenada de 20v + 2 ó 3 gotas de amoníaco (Fig. 102).

Esta fórmula se aplica sobre los cabellos difíciles antes de teñir y se mantiene en exposición 10 ó 15 minutos; después de seca y se aplica el tinte normalmente.

Esta fórmula también se puede emplear antes de la aplicación de un colorante semipermanente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pigmentación previa

También denominada ‘pre-pigmentación” o simplemente ‘pigmentación”, se realiza en caso de que el cabello tratado tenga poca pigmentación, es decir, sea más de 3 ó 4 tonos más claro que el color que pretendemos conseguir, o bien en casos en los que ha habido una pérdida importante de color (en este último caso se suele decir que el color está “pasado”

 

Tradicionalmente, esta operación se viene realizando como una operación previa a la tintura. Se utiliza tal y como sale del tubo (sin oxidante) directamente (es recomendable usar un tono más claro del que se quiere conseguir) con una punta de marrón o rojizo (para evitar reflejos verdes).

 

El producto se aplica sobre cabellos humedecidos, bien con una paletina, bien con los dedos (dependiendo de la cantidad de cabello que haya que pigmentar) y se reparte uniformemente con el peine. Sin tiem po de exposición ni aclarado previo, se procede a la aplicación del tinte normalmente (Fig. 103).

 

Esta operación se puede hacer directamente, mezclando el tinte con el oxidante en una proporción de 2+1 respectivamente y añadiendo a la mezcla la punta de rojo o marrón necesaria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Decoloración

Aunque se dan decoloraciones naturales producidas por el sol, como operación previa a la coloración o a la tintura, entendemos que una decoloración consiste en aclarar el color natural de los cabellos mediante procesos químicos. Podemos obtener todas las tonalidades posibles, más claras que la tonalidad base. La decoloración se basa en la acción del oxígeno sobre el pigmento melánico de la fibra capilar.

 

Sabemos que las melaninas, en presencia de oxígeno se oxidan y pier den color. Recuerde que los gránulos de las eumelaninas (colores oscu ros) son grandes y elípticos. Las feomelaninas (colores claros) se presen tan en gránulos pequeños y esféricos. En presencia de oxígeno los gránulos grandes se van solubilizando y formando otros más pequeños, pudiéndose llegar a su eliminación completa (Fig. 104). Esto quiere decir que primero desaparecen los pigmentos azules. De ahí que en los cabellos decolorados los pigmentos rojos y amarillos se manifiesten con gran intensidad (los pigmentos difusos se hacen aparentes al eliminar los pigmentos granulosos) .

 

Así, controlando el proceso de oxidación, se puede decolorar los cabellos hasta obtener el tono adecuado pasando por todos los de la gama. siempre acompañados de un intenso reflejo. A estos nuevos colores resultantes de la decoloración se les denomina “fondos decolorados”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También existe una escala universal para ordenar los tonos obtenidos en una decoloración en la cual la numeración corresponde a la altura de tono resultante y la denominación, al reflejo predominante obtenido:

6. Rojizo
7. Anaranjado-rojizo
8. Amarillo-anaranjado
9. Amarillo-dorado
10. Platino

Partiendo de un supuesto caso de cabello Castaño medio por ejemplo, podemos establecer tres etapas en el desarrollo de una decoloración:
1a etapa:
oxidación de los pigmentos granulosos Fondo decolorado obtenido: 6 ó 7

Pigmentación Rojizo Anaranjada

2aetapa:
oxidación de los pigmentos difusos Fondo decolorado obtenido: 8 ó 9

Pigmentación Amarilla previo arrastre de reflejos Rojizos y Naranjas

3a etapa:
eliminación de pigmentos Fondo decolorado obtenido: 10

Poca pigmentación amarilla (da lugar a una coloración platino-paja).

Así, podemos distinguir tres grados de decoloración:

1. Ligera: de 1 a 2 tonos

2. Media: de 2 a 4 tonos

3. Fuerte: de 4 a 6 tonos
La fuerza de ésta se gradúa con:

- La concentración del agua oxigenada: a mayor concentración, más fuerte será la oxidación y mayor la decoloración.

 

- La cantidad de álcali: a mayor cantidad de álcali más rápida será la reacción.

 

- El tiempo: cuanto mayor sea el tiempo de exposición, mayor será el grado de decoloración, pues el oxidante estará actuando durante más tiempo.

 

- Aumentando el poder decolorante de la mezcla con la adición de otros oxidantes.

 

- El calor: acelera la oxidación.
Hay que tener en cuenta que todo lo que favorece la oxidación es a la vez más peligroso para la integridad de la fibra capilar. Siempre son mas recomendables los procesos lentos y menos agresivos que los rápidos, que llevan consigo un perjuicio enorme para el cabello.

Por ejemplo, en los casos en los que se quieren levantar 5 o más tonos, es preferible hacerlo en dos decoloraciones de grado medio que en una fuerte. No hay que olvidar que este tipo de decoloración no está recomendado en todos los cabellos.

Sustancias utilizadas


Los cosméticos usados como decolorantes contienen:

Oxidantes

 

Álcalis
1. Oxidantes. El más utilizado es el agua oxigenada de 20 ó 30 volúmenes, pero también se utilizan el perborato sódico, persulfato sódico y peróxido de magnesio. El grado de aclaramiento será mayor cuanto mayor sea la concentración del agua oxigenada.

2. Álcalis. Se emplea amoniaco para acelerar el proceso de liberación de oxígeno por los oxidantes, ya que sin él el desprendimiento sería muy lento y el efecto sobre los cabellos muy débil. La reacción será más rápida cuanto mayor sea la cantidad de amoníaco incorporado.

 

Estas sustancias se comercializan en forma de:

 

· Emulsiones de agua oxigenada a distintos volúmenes. Se elegirá uno u otro dependiendo del grado de decoloración deseado.

 

· Polvos decolorantes: suelen añadirse al agua oxigenada para aumentar el poder oxidante y realizar decoloraciones más fuertes. Su composición varía de unos fabricantes a otros. Siempre llevan sustancias oxidantes (perboratos, peróxidos, etc). Algunos incorporan sales que proporcionan el pH alcalino que acelera la reacción.

 

· Aceites decolorantes: se denominan así pero no tienen poder oxidante. Son sustancias oleosas que proporcionan un vehículo emoliente para aportar amoníaco.

 

Se utilizan mezclados con los polvos decolorantes que no llevan incorporado ningún álcali en su composición.
Técnica de aplicación

La decoloración se realiza antes del tinte; por tanto sobre cabellos sucios y secos después de haber hecho el diagnóstico correcto y habiendo preparado al cliente convenientemente:

 

1. Preparación de la mezcla: realizaremos la mezcla que previa mente hayamos elegido siempre fuera de la vista del cliente. La propor ción de los componentes está en función de los resultados deseados, es decir, de la fuerza que pretendamos conseguir en el decolorante Siempre hay que tener en cuenta las instrucciones del fabricante y como orientación general, podemos decir que:

 

· para una decoloración suave podemos utilizar oxidante de 20v y álcali en una proporción de 1+1

 

· para una decoloración medía podemos utilizar oxidante de 20v y álcali en una proporción de 1+2, o bien una proporción de 1 + 1 oxidante de 30v

 

· para una decoloración fuerte podemos utilizar oxidante de 30v y álcali en una proporción de 1+2 (Fig. 105)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por ejemplo, en el supuesto no 10 de la tabla 14 (pág. 130) es necesa rio levantar 5 tonos, ya que el color base es un 4 y el deseado es un 9. Si la calidad del cabello lo permite podríamos hacer una decoloración fuerte con una parte de agua oxigenada de 30v+2 partes de álcali; o bien podríamos hacer una decoloración media (oxidante de 30v y álcali a partes iguales) y otra suave posterior (oxidante de 20v y álcali a partes iguales).

En la tabla 20 tenemos otros supuestos.

 

2. Elección del orden de aplicación y preseccionado: en este caso es igualmente necesario establecer un orden de aplicación teniendo en cuenta los efectos del calor desprendido por el cuero cabelludo, para que la decoloración alcance el mismo grado en todas las zonas y establecer los tiempos necesarios para cada una. El preseccionado se debe realizar siempre que sea necesario.

 

Por ejemplo, para el supuesto comentado anteriormente comenzaría mos la aplicación en raíces y en la zona de la nuca, ya que esta parte, al estar más protegida de los agentes atmosféricos, tiene un grado de poro sidad algo menor.

TABLA 20.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*1 Téngase en cuenta que en este caso las puntas se suelen presentar con un grado de porosidad mayor al de medios.

En la tabla 21 podemos ver el orden de aplicación indicado para los supuestos de la tabla anterior.

TABLA 21

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*1 Humedeciendo medios y puntas el decolorante arrastrado desde la raíz será más suave, pues con el agua del cabello se rebajará la concentración de amoníaco y de agua oxigenada del cosmético.

 

3. Aplicación: el producto debe aplicarse cuidando que toda la mecha quede bien cubierta, pero no en exceso pues esto dañaria las fibras (Fig. 106).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4. Tiempo de exposición: en este caso, aunque podemos calcular el tiempo de exposición con anterioridad a la aplicación, hay que con trolar el proceso mientras se desarrolla, ya que el producto decolorante no tiene un tiempo de actuación determinado como las tinturas, sino que el grado de decoloración alcanzado depende, además de la concentración del producto, del tiempo de exposición y la temperatura.

Por esto hay que observar el cabello con regularidad para poder ir cal culando el tiempo necesario para que se alcance el mismo grado de decoloración en todas las zonas.

 

5. Eliminación: se realiza aclarando profundamente con agua tibia. Hay que evitar la frotación excesiva tanto en el cuero cabelludo como en los cabellos, pues tras la operación siempre quedan algo irritados.

6. Lavado: se debe realizar para asegurarse de que no quede ninguna cantidad de decolorante en ninguna zona del cuero cabelludo o en los cabellos, pues si quedara algún resto de producto podría impedir la actuación del colorante o el tinte posterior.

 

Debe ser muy suave y cuidadoso. Después se puede secar suavemente con una toalla para aplicar el color adecuado.

 

7. Tintura o coloración posterior: una vez que hemos obtenido el fondo deseado podemos aplicar el nuevo color. Siempre hemos de tener en cuenta el reflejo dominante que ha resultado de la decoloración, pues tendremos que neutralizarlo con su complementario (tabla 22) para lo cual añadiremos a la mezcla de tinte una punta de color adecuado. Recuerde que en caso de utilizar tinturas después de una decoloración no es conveniente ni necesario utilizar oxidante de más de 20v

TABLA 22.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Precauciones

Al decolorar tendremos presentes las siguientes precauciones:

-Hay que tener en cuenta que el producto decolorante produce una oxidación muy enérgica que va a ser capaz de romper los enlaces químicos de la queratina, por lo que hay que adaptar la fuerza del producto y el tiempo de exposición al cabello.

-Si la oxidación es muy fuerte para el cabello, éste puede presentarse con un aspecto parecido al de la paja seca. Las escamas de la cutícula se presentan abiertas, y esta porosidad le da una textura áspera, un color mate y apariencia crispada. Además dificulta enorme mente el peinado.

-En todos los casos usaremos guantes para proteger las manos.

- Evitaremos el contacto del producto con metales (utensilios, joyas,…).

Decapado

Consiste en decolorar cabellos teñidos anteriormente con tintes de oxidación. Se realiza en todos los casos en los que el color deseado sea mas claro que la base artificial con la que contamos, ya que el tinte por sí solo puede oxidar pigmentos naturales, pero no es capaz de oxidar el compuesto colorante depositado en la corteza del cabello.

 

Los productos utilizados son los mismos que en una decoloración, así como la técnica de aplicación. La diferencia está en que estos cabellos ya están sensibilizados y son difíciles de decolorar; además, sobre ellos no podemos realizar operaciones tan agresivas como las que podemos hacer sobre cabellos naturales, pues la estructura de la fibra capilar es más frágil.

 

Como precaución específica de esta operación hay que tener en cuenta que no se pueden decolorar con agua oxigenada cabellos que presentan tintes vegetales o minerales.

 

Prueba del peróxido. Si queremos asegurarnos de que hemos eliminado todos los colorantes artificiales podemos realizar la prueba del peróxido. Consiste en aplicar agua oxigenada de 3v en un mechón. Si aún quedan colorantes se oxidarán y oscurecerán. Como consecuencia el cabello podría oscurecerse unos días después de realizar la operación, dependiendo de los efectos oxidantes de la atmósfera. En este caso, si se considera conveniente, se puede aplicar de nuevo el cosmético decolorante antes de recobrar.

 

 

 

Bibliografía: El Cabello Cambio de color Ana Belén Tararearon; Yolanda Fernandez Canales; Concepción Carrillo Trolla
Edgardo Biondo
Lic. Química Industrial

--
DIAGRAMAR Agencia Creativa - Diseño Web Rosario Argentina -

DISTRIBUIDORA NEBI en Rosario - Productos y accesorios para peluquerías

Distribuidora NEBI es una empresa familiar con mas de 30 años ofreciendo a sus distinguidos clientes una extensa variedad de productos y accesorios para los profesionales de la peluquería.

peluquerias rosario, peluqueros profesionales, coiffeur, estilista, pelo, cabello, productos peluqueros, coiffeur, insumos peluqueria, hair, look, salon unisex rosario